domingo, 22 de marzo de 2015

¡OH, Catedral. Mi Catedral!

Sin...
 pa...
 la...
 bras.
Sin palabras.