domingo, 6 de octubre de 2013

Nostalgia...

Esta locura, me costo varios días de intenso dolor, allá por donde la espalda pierde su casto nombre.

Aledo, una excursión corta pero de gran intensidad.

Mi Moto

Mi Moto y yo
Hace pocos días que mi amigo Fernando publicaba en su blog fotografías de cuando eramos bastante más jóvenes y nos gustaba ir de aquí para allá encima de una moto, unos por el campo y otros por carretera. Que como bien decía la madre de mi amigo: "Son como gallinas montadas en un ruido". La verdad es que Mari no dejaba de tener razón.

Pues bien, ese recordar ha hecho que desempolve unas pocas fotos, de cuando disfrutaba de mi Libertad, por esas carreteras de Dios.