domingo, 31 de octubre de 2010

La barca

   Preparandose una barca como un gran pensamiento.....  La llamarán "la sombra" unos, otros "la estrella". No ha de estar al capricho de una mano ó de un viento; yo la quiero consciente, indomable y bella. La moverá el gran ritmo de un corazón sangrante. De vida sobrenatural; he de sentirme en ella. !Fuerte como en los brazos de Dios¡ En todo viento, en todo mar templadme su proa de centella. La cargaré de toda mi tristeza y, sin rumbo iré como la rota corola de un nelumbo. por sobre el horizonte liquido de la mar. Barca, alma hermana: hacía que tierras nunca vistas. De hondas revelaciones, de cosas imprevistas. ¿Iremos?... Yo ya muero de vivir y soñar...
  "Elegias dulces"    
Edelmira Agustini